CARTAS DESDE LA ISLA DE SKYE - JESSICA BROCKMOLE

3.21.2017

CARTAS DESDE LA ISLA DE SKYE

· JESSICA BROCKMOLE·

·PLANETA· ROMÁNTICA·

"Marzo de 1912. Elspeth Dunn —una joven escritora que jamás ha abandonado su hogar en la remota isla escocesa de Skye— recibe la carta de un admirador norteamericano. La firma el universitario David Graham y supone para ella una puerta al mundo.

A medida que los dos se vuelcan en la correspondencia —compartiendo sus esperanzas más atrevidas y sus mayores secretos— su intercambio acaba convirtiéndose en amistad y, con el tiempo, en amor. Cuando estalla la primera guerra mundial, David se alista como voluntario y la correspondencia se trunca.

Junio de 1940. En plena segunda guerra mundial, la hija de Elspeth, Margaret, se enamora de un piloto inglés. Su madre trata de disuadirla; sabe, por experiencia, lo doloroso que es mantener una relación en tiempos de guerra. Un día Elspeth desaparece dejando unas cartas tras de sí. Margaret se adentra con ellas en un pasado del que nada sabía."

Cualquier título que contenga relación con Escocia va a acabar entre mis manos. Así ha pasado con "Cartas desde la isla de Skye". Una historia contada exclusivamente por cartas que los protagonistas se van intercambiando. 

Las primeras páginas que leemos nos muestran a David y Elspeth, unos personajes con el mismo sentido del humor. Están llenas de ironía, sarcasmo, alegría con un tono amigable y cercano para empatizar con ellos desde el principio. En sus escritos nos presentan el mundo y la situación de ambos. Es casi inalcanzable -para mí- conseguir transmitir cierta intensidad y sentimientos mediante cartas pero Jessica nos muestra una historia capaz de hacernos llorar por la distancia, amar por la cercanía y sentir por encima de dos guerras.

Mientras seguimos leyendo vemos que nunca les faltan las palabras para seguir carteándose, pues son dos almas que conectan a la perfección. La intriga y la curiosidad del lector siguen en auge porque sus cartas han evolucionado siendo más maduras, expresando libremente su amor y su confianza, sin perder el toque característico de cada personaje reflejado en ellas. Sin embargo, no solamente se escriben ellos, también tienen cabida cartas a sus familiares o a sus amistades en las distintas épocas.

En algunos momentos, por no decir en casi todos, se establece un vínculo entre el lector y el libro donde somos partícipes de la historia, donde indagamos en sus vidas y nos convertimos en esa tercera persona que observa la historia de Davey y Elspeth.

Como las guerras juegan un papel muy importante en la historia, aunque no se profundice en ellas, cada carta tiene sentimientos distintos, tanto en el presente como en el pasado. El amor, el enfado, el miedo, la culpa, la soledad… es como una sucesión de todas las emociones por las que se pasa en la vida. Es imposible no leer entre líneas todos esos sentimientos, no ver que llega un punto en el que las cartas son su vida, sus puntos de anclaje, sus salvavidas o su modo de sobrevivir en tiempos de guerra.

Una ventaja que creo que aportan los libros epistolares es la facilidad con la que consiguen que nuestra mente cree los escenarios y las situaciones. Me imaginaba como el viento acariciaba las mejillas de Elspeth en Skye o como le temblaban las manos a David en el taxi, los sonidos de las bombas, incluso el ceño fruncido de Margaret. Quien haya leído este libro entenderá que me he encontrado en esa habitación del Hotel Langham viendo como Elspeth escribía “Reposo” mientras observaba a Davey cubrirse la cara. Porque a mis ojos, ellos son tal reales como cualquier otra persona.

Es una lástima, según mi opinión, que el desenlace no haya estado a la altura de la novela. Creo que es una tarea muy difícil transmitir esa última etapa mediante cartas. Puede que siempre me parezca acelerado porque veo que es improbable contar el final en cartas cuando por fin los personajes están juntos. 

Cartas desde la isla de Skye” es una lectura entretenida y ágil por su ritmo narrativo, donde destacan la abundancia de sentimientos, la pluma cercana de Jessica y el tono agradable de las cartas. 

Con amor,
Natalia

 +Amazon

5 comentarios:

  1. Hola!
    Adoré este libro, con su final y todo, jejej. No lo recuerdo bien, también es verdad, le echaré ahora un vistazo, pero creo recordar que hay mucha esperanza, todo bonito y como dices, al ser todo con carta, deja mucho la propia imaginación...Lo dicho, me encantó!
    A mi me das un amor en tiempo de guerra y me tienes...Ya si me das dos ni te cuento 😉
    Un beso
    S

    ResponderEliminar
  2. El libro es maravilloso, aunque tienes razón que el final hace que la historia no sea épica... probablemente, como dices, es muy difícil plasmar en cartas la emoción de ese encuentro porque ellos ya están juntos... puede ser....

    ResponderEliminar
  3. La tendré en cuenta guapa, no pinta mal, la portada es bonita y la imagen que has puesto me encanta!!! buen post

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía y la verdad es que no es un libro que me atraiga demasiado a simple vista así que, por ahora, lo dejo pasar.
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola :)
    Este libro lo tengo en mi estantería esperando por mi.
    Me gusta lo que cuentas, espero que me guste tanto como a ti, a pesar de ese final. Nunca he leído un libro epistolar así que a ver qué pasa.

    Besinos.

    ResponderEliminar