TIEMPO DE PROMESAS - ELENA GARQUIN

2.25.2017

TIEMPO DE PROMESAS

· ELENA GARQUIN ·

·PHOEBE· ROMÁNTICA· HISTÓRICA

"AÑO 917 
Las continuas batallas contra los musulmanes asolan los nacientes reinos cristianos. Martín Ruiz de la Vega, guerrero al servicio del rey Ordoño, decide aspirar a algo más, por mucho que su situación militar le depare suculentas e inesperadas recompensas. Cansado de tanto derramamiento de sangre, solo desea formar una familia y llevar una vida tranquila. Pero la persona elegida por él, la única con quien ansía hacerlo está fuera de su alcance. 
Jimena de Medina es una doncela tan inocente como hermosa, cuya memoria se ha visto seriamente afectamente tras presenciar el asesinato de su padre, ocurrido años atrás. Desde encontces vive rpotegisa por sus hermanos, esperando el momento de cumplir con los designios del rey, que la ha entregado en matrimonio a un poderoso conde castellano. Ahora, una misión que le es encomendada al guerrero con el único fin de perjudicarle acabará por convertirse en el mejor viaje de las vidas de Martín y Jimena, provocando una cadena de acontecimientos que pondrán sus corazones a prueba de olvidadas promesas de sangre...

Este es uno de esos libros que te entran por los ojos. Tiene una portada maravillosa que nos conquista. Es fue la primera razón por la cual elegí este libro. Segundo, por ser histórico y por último, no menos importante, es que tenía pendiente alguna lectura de Elena Garquín.

Jimena de Medina vive casi recluida en Laciana, custodiada por sus hermanos y con una dolencia en su mente que ha hecho que algunos años los tenga olvidados. Es por eso mismo que yo sentí ternura por ella pues te la presenta como un ser adorable y sumamente inocente, pero con una agilidad mental que sorprende desde el principio. Es muy picara imitando las actitudes que ve a su alrededor siendo así la excusa perfecta para explicar su comportamiento, ya que, su enclaustramiento la ha privado de saber relacionarse. Por orden del rey, Jimena debe casarse con un conde castellano que no le desagrada en absoluto. El encargado de llevar a Jimena al conde, es Martín. Un neandertal para bien que logra con sus bravuconerías caernos en gracia como los personajes secundarios. 
 
Como todo personaje tiene que haber una evolución y Jimena, pasa de ser una niña infantil a ser una mujer, pero es un punto que se hace esperar muchísimo. La rotunda negativa, el tira-y-afloja- de los sentimientos para con Martín y la paciencia de este, hacen que la historia este siempre en una montaña rusa sin meta, donde te dan ganas de asesinar a alguien. La dulzura de Jimena que sentí al principio pasa ahora a querer darle una colleja (es ahí cuando tengo que recordar que tiene 17 años, que ha vivido casi encerrada y la influencia de la época). Martín, puede que también tenga su evolución como personaje pero no es tan notable, es muy transparente porque sabemos desde el primer capítulo el propósito de su existencia.

 
Se supone que el malo debe causarnos animadversión pero para ser sincera, creo que el conde es un personaje muy humanizado y como tal lo entiendo. Las razones por las cuales actúa de ese modo y su actitud, la lucha interna que con la que vive, la envidia,… Me ha sido imposible sentenciarlo a muerte como a otros antagonistas.


Elena Garquín ha conseguido construir una obra de aventuras, amor y un secreto que poco a poco se va desvelando. Un amplio vocabulario y muy elaborado nos adentra en la época y nos condiciona a la hora de crear el ambiente. Además, es una de las pocas autoras que trata al lector como un cerebro pensante. No da toda la información mascada, sino que nos va dando pistas o indirectas para captar las bromas o el avance de la novela, ya sea en comentarios del dialogo o en la historia en sí.

A pesar de algunas situaciones conflictivas o aspectos imprevisibles, he descubierto a una autora que seguramente seguiré leyendo porque me ha enamorado su narrativa y la intención para con el lector.

+Goodreads
+Amazon
 

6 comentarios:

  1. Hola!!
    Coincidimos en que la portada es estupenda! A mi por la época histórica no me llamaba, pero viendo opiniones, me lancé y me encantó!
    Esos momentos de querer zarandear a Jimena, jejej, es verdad, pobre, la edad y la época son una excusa que hay que aceptar.
    Al conde le sigo odiando, jejej, pero tienes razón, leído el final, que hay un punto humanizado que le da más profundidad al personaje...
    Yo también leeré más de la autora 😉
    Un beso!
    S

    ResponderEliminar
  2. Me paso tarde, natalia, pero me paso, jejejejejeje!!
    Muchísimas gracias por desgranar la historia de Jimena y Martín de esa forma tan completa. Me encantan estas reseñas en las que veo reflejadas las emociones que justamente quiero provocar en los lectores que, en efecto, sois cabezas pensantes. Y muy pensantes, diría yo. Sois mi mayor reto y, ahora que no nos lee nadie... Me encanta pincharos con situaciones que os den rabia, o pena, u os conmuevan... En fin, que me encantáis, ya está.
    Besos y lo dicho, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da a mí la sensación de que la siguiente historia me sacará todavía más de los nervios.
      Gracias a ti por comentar y pasarte.

      Eliminar
    2. Te lo garantizo. Con lo que son esos dos, ya me tienen a mí desquiciadita perdida...

      Eliminar
  3. Lo tengo pendiente por leer, pero no sé cuando lo podré empezar, muy buen post.besos

    ResponderEliminar