NAVIDAD

12.26.2016


En estas fechas señaladas en las que nos reunimos con los familiares me acuerdo de esas personas que no estarán con nosotros. Intento hacer memoria de cómo eran sus voces y el tacto de sus manos y aunque haya fotografías que las recuerden, no me sirven para calmar su ausencia. Repartiendo besos para saludarnos me faltan mejillas y sonrisas que pueda devolver. Igual que reunidos en una mesa me faltan personas que ver y disfrutar de ellas.
En esta época, tal vez odiada para algunos porque nos faltan esas personas que nos dejaron mucho antes de tiempo, es cuando más tenemos que disfrutar de los nuestros. He aprendido a valorar los momentos que me regala mi familia y a celebrar con ellos cada minuto. Intento impregnarme de todo lo que les rodea, ya sea su color de pelo o las arrugas de sus ojos, pues sé que en las siguientes navidades puede que ya no estén conmigo y sólo me quede eso.
He aprendido a valorar estos días de una forma diferente al resto, porque la Navidad conlleva en mi caso, unirse con la familia y recordar.
¡Feliz Navidad a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario