CAMP X-RAY- PETER SATTLER

8.11.2016


CAMP X-RAY

2014· PETER SATTLER

KRISTEN STEWART · PEYMAN MOAADI

                      Sinopsis
"Una joven huye de una pequeña localidad para unirse al ejército. Su intención es ir destinada a Irak, pero finalmente es enviada a Guantánamo donde entablará amistad con un detenido que lleva ocho años encarcelado." 

La película empieza con imágenes del 11-S, la presentación de los nuevos soldados en el centro de detención de Guantánamo y como son tratados inhumanamente los detenidos. Ahí conocemos a Amy Cole (Kristen Stewart), una soldado dura y dispuesta a hacer grandes cosas, por eso decide "luchar" por su país como pueda. Desde el principio, ella tratará de no ser amable con los detenidos (gran parte islamistas), pues es lo que le han enseñado en el campo. Les meten en la cabeza que no debe tener ningún tipo de comunicación con ellos pues pueden lograr información y pasársela a otros terroristas. Esto hace que los detenidos se sientan denigrados X mucho más con Cole, pues es una mujer.

Una de las tareas de Amy es vigilar a los detenidos en sus diminutas celdas para prevenir que se mueran (palabras de la película), y es ahí donde conoce a Ali. Un hombre que intenta no perder la cabeza pero que el encierro y la actitud hacia los detenidos de todos los soldados hace que tenga ataques de locura. Se ve que es un hombre culto, con estudios, creativo y ávido lector. Al principio, nos da la sensación de que quiere jugar con la cabeza de Cole, ya que (esto ha sido muy importante para mí), conversan sobre el último libro de Harry Potter y sobre si Snape es bueno o malo puesto que Ali no lo ha leído, porque los otros soldados se lo quitan del material de lectura, alimentando así su locura. Una clara metáfora de la situación. Pero luego descubrimos que mediante las conversaciones solamente quería olvidarse de que estaba encerrado. Algo diferente ve en Cole, tal vez que tiene más humanidad que el resto.

Entre ellos dos empieza a ver una relación más cercana cuando Cole se quita la venda y descubre la acritud con la que son tratados los detenidos, pero al parecer solo ella lo percibe. La empatía de ambos, hacen que se pongan en la piel del otro pues Ali tampoco parece encajar con sus compañeros de celdas. No sigue la religión como el resto, ni se comporta del mismo modo.

Poco a poco, iremos viendo como Ali se gana la confianza de Cole y esta rompe las barreras que su país ha implantado en ella, pues al final también se siente como una detenida. Su vida, básicamente se convierte en una rutina donde no puede elegir, ni posicionarse sin que la repudien. Ambos, se necesitan para no romperse, escapándose así de las celdas que sienten. Los encuentros que ambos tienen son el foco principal de la película y en esas conversaciones veremos reflejada cuan equivocados estaban al conceptuar quien es “el bueno y el malo”. Aunque creo que la película va más allá y que cada uno saque las conclusiones que quiera.

Hay dos escenas consecutivas en el final que son dignas de mención. La primera de ellas, es un apretón de manos a través de la puerta de la celda que los separa. La necesidad de darse fuerzas y apoyo en las circunstancias en las que están. La segunda, un simple gesto como colocar en el carrito de lectura el último libro de Harry Potter, para que Ali pueda descubrir si Snape es un hombre bueno o malo. Estos dos gestos, hicieron sacar mis lágrimas. Pues al final, el debate sobre la posición de cada uno queda en un: todos somos humanos.

La película es un drama político y cuando vemos el cambio de actitud por ambos personajes podemos apreciarlo con total nitidez. Los ideales con los que crecen los americanos, ese lema de libertad que se establece y el repudio por aquellos que son diferentes, son temas que se descubren a medida que la película va avanzando.

Ali (Moaadi) es su actuación está perfecto. Podemos ver la angustia que siente al verse frustrado por la pequeña cárcel en la que vive, por no disponer de esa libertad que ve en los soldados y por tener que seguir unas normas que se establecen, quitándole así el derecho de decidir. Amy (Kristen) creo que no lo hace tan bien, veo gestos fuera de lugar y su mirada no transmite mucho. Sin embargo, veo un avance positivo en su actuación que aumenta gradualmente con el transcurso de la película. 


Camp X-ray es una película donde nos vamos a sentir identificados, además hoy en día. Aunque fuera estrenada hace dos años, con los acontecimientos que estábamos viviendo reflexionaremos sobre los prejuicios e ideales del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario