LA CANCIÓN DE ANNIE - CATHERINE ANDERSON

6.06.2016



La canción de Annie · Annie's Song

Catherine Anderson 

Manderley/Suma· Romántica· Histórica


                      Sinopsis

"Una canción que cura los males del corazón.
Annie Trimble vive en un mundo solitario en el que nadie puede adentrarse ni comprender. Tan delicada y hermosa como las dulces flores de la primavera de Oregón, es rechazada por un pueblo que malinterpreta su aflicción. Aunque esta crueldad no puede destruir el amor que Annie lleva dentro de su corazón. Alex Montgomery se horroriza al saber que su rebelde hermano pequeño le ha forzado a una relación con una indefensa “chica tonta”. Atormentado por la culpa, Alex acepta casarse con ella y criar al bebé que ella espera como si fuera suyo. Pero nunca sueña con que llegará a querer a su cariñosa, callada y mal juzgada Annie ––su infantil inocencia, sus femeninos encantos, y la asombrosa visión que ella tiene del mundo––. Entonces se empeña en romper la barrera de silencio que la rodea, para curar y ser curado por la dulce canción de amor de Annie."


Una buena historia se queda muy pequeña para lo que he sentido con este libro. Por recomendación, ya que venía de unos libros un poco caóticos (por mi estado o por que no eran libros para mí) empecé a leer La canción de Annie. Necesitaba una historia que me desgarrara por dentro, y es que a veces para volver a recuperarme necesito destrozarme primero. 

El libro empieza fuerte y desde el minuto uno padezco por la chica, me hace sentir rabia e impotencia por no estar a su lado y poder defenderla como se merece. Como dice la sinopsis, Annie es tratada como la idiota del pueblo. Tiene la mala suerte de encontrarse con Douglas Montgomery, un gran canalla sobre todo cuando bebe, según él. El caso es que, Douglas viola a Annie y a causa de esa violación ella queda embarazada. Todo lo contrario es Alex, el hermano mayor de Douglas que cuando se entera de lo que ha hecho su hermano decide intentar enmendarlo.

Al ver el escándalo que formaría que su hija estuviera preñada por una violación, el padre de Annie decide aceptar la sugerencia de que se case con Alex. Creo que el mismísimo padre me cae todavía peor que Douglas. No soporto su conducta ni sus insensibles sentimientos hacia Annie. Durante toda la novela podréis ver como es el auténtico señor James Trimble.

Poco a poco, Alex va descubriendo el mundo en el que Annie vive. Tal vez porque al leer adoptas un sexto sentido o al menos creo que a mí me ha pasado, supe lo que le ocurría desde el principio. Aun así, la ternura y dulzura de la joven hace que Alex empiece a sentir amor por ella y de una forma muy original la corteja. La música, en este caso los sonidos/notas, son el hilo conductor que destruye la desconfianza de Annie, empezando a vivir su propia vida.

La canción de Annie es una historia a par dura como preciosa. En los inicios veremos el rechazo del pueblo hacia una persona que es tachada de idiota sin ninguna razón, la conducta de unos padres que anteponen el miedo y el futuro de su carrera política al amor de su propia hija, sin ni siquiera mostrar una pizca de esperanza. Pero es precisamente cuando llega Alex que todos estos golpes duros cambian para convertirse en dulces. Es ahí cuando podemos ver el interior de Annie y como la niña de seis años sigue atrapada en ella, hasta que poco a poco irá desapareciendo para convertirse en la mujer que le roba el corazón a Alex. Todas las miradas que se profesan, todos los pasos y el tiempo que le dedica él para romper los muros que tiene Annie, el don de la paciencia que tiene Alex. Aunque la protagonista sea ella, puesto que es su historia, Alex ocupa para mí un hueco tan importante en la historia. Aunque durante muchas veces en el libro, Alex indique que Annie es para él un ángel, creo que el auténtico ser divino es él. No es sencillo cuidar de una persona que ha sufrido tanto en la vida pero en cambio, él consigue hacerlo de una forma impecable, dándole su espacio y el tiempo necesario para que Annie confiara en él, más que en nadie en su vida.

Salvo el humor, que en algunos casos no me parecía correcto porque me hacía despertar de mi estado hipnótico esta novela está llena de fuerza. Catherine Anderson ha sabido dar en el punto exacto para que todas las personas que leamos este libro aprendamos de la historia. Coger fuerzas y seguir adelante es lo importante para avanzar en nuestras vidas, echen lo que nos echen. La canción de Annie es sin duda la melodía perfecta para hinchar el corazón de fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario